Las Dos Caras de la Salud Ocupacional

05/05/2017 EMPRESA, OCUPACIONAL, SALUD 0

                A continuación la Dra. Patricia Cabezas nos ofrecerá la primera entrega de Las Dos Caras de la Salud Ocupacional, en este caso orientada al acontecer Médico.

Desde el Punto de Vista Médico:

Según LOPCYMAT se entiende por enfermedad ocupacional, los estados patológicos contraídos o agravados con ocasión del trabajo o exposición al medio en que el trabajador (a) se encuentra obligado a trabajar, tales como los imputables a la acción de agentes físicos y mecánicos, condiciones disergonómicas, meteorológicas, agentes químicos, biológicos, factores psicosociales y emocionales que se manifiestan por una lesión orgánica, trastornos enzimáticos o bioquímicos, trastornos funcionales o desequilibrio mental, temporales o permanentes.

Para evitar o disminuir la aparición de estas enfermedades contamos con salud ocupacional: conjunto de conocimientos científicos y de técnicas destinadas a promover, proteger y mantener la salud y el bienestar de la población laboral, a través de medidas dirigidas al trabajador, a las condiciones y ambiente de trabajo, mediante la identificación, evaluación y control de las condiciones y factores que afectan la salud y el fomento de acciones que la favorezcan.

Esto es posible por el trabajo multi e interdisciplinario de Médicos
Especialistas en Salud Ocupacional, Ingenieros en Higiene y Seguridad Laboral, Enfermeros Ocupacionales, Psicólogos, Ergónomos; el desarrollo de la Salud Ocupacional se logra con la participación de todos los profesionales mencionados junto a los trabajadores (a), empresarios, entes gubernamentales (Inpsasel, Ivss, Mintra, entre otros).

El objetivo primordial de la salud ocupacional es prevenir las enfermedades ocupacionales y accidentes laborales, proteger a los trabajadores (a) de los riesgos presentes en el ambiente laboral donde se desempeñan y establecer condiciones adaptadas a las capacidades físicas y psicológicas de los mismos.

Específicamente:

  • Mantener y promover la salud y capacidad de trabajo de la población laboral.
  • Mejorar las condiciones de trabajo para favorecer la salud y seguridad de los trabajadores.
  • Desarrollar culturas y sistemas organizacionales que promuevan la salud y seguridad en el trabajo, promoviendo un clima organizacional positivo, una mayor eficiencia y la optimización de la productividad de la empresa.

Lo importante es educar y formar, sólo eso nos llevará a una cultura de prevención, de satisfacción por el trabajo bien hecho y el orgullo de ser parte activa en el desarrollo y crecimiento de una sociedad que requiere “trabajadores sanos y productivos”.

Debemos cambiar nuestra educación a:

  • Aprendizaje Informativo.
  • Aprendizaje Formativo.
  • Aprendizaje Transformativo.

Autor: Dra. Patricia Cabezas Quintana.

Médico Especialista en Salud Ocupacional. (COSICA)

Directora y Coordinadora.

Fuente: Revista Jurídica XII Tablas Edición IV.

Gaete Barrios & Asociados.

      No te pierdas nuestra segunda entrega, próximamente.